4 jul. 2017

CRÍTICA RÁPIDA - RESIDENT EVIL: CAPÍTULO FINAL

Posted By: Berna G.M. - julio 04, 2017
Crítica libre de spoilers

En su momento le dediqué una extensa entrada a la saga de películas basadas en la franquicia 'Resident Evil' pero en aquel momento aún no se había estrenado la última entrega. Ahora que ya la he visto, puedo dedicarle una crítica rápida, escribiendo lo que me ha parecido éste cierre saga, que está muy lejos de dejar un buen recuerdo a los fans tanto de las películas de zombies, como de 'Resident Evil'.

"En éste capítulo final de la franquicia 'Resident Evil' Alice se ve obligada a volver a donde todo comenzó, a La Colmena, en Raccoon City. Con el fin de conseguir un antídoto que podría erradicar de la faz de la tierra el Virus T y cualquier ser que estuviera infectado con él."

Al ver ésta película, no podía evitar pensar constantemente en que Paul W.S. Anderson quiere ser una suerte de Michael Bay y Roland Emmerich, en cuestión de cine pirotécnico y catastrófico, pero sin conseguirlo, para convertirse en una mezcla de Ed Wood y Uwe Boll, pero con más recursos y menos luces.
Y éste experimento de Anderson, a dado como resultado un guión, que es un Monstruo de Frankenstein, en el que de nuevo, el director vuelve a juntar guiones de las anteriores entregas de 'Resident Evil' esperando que el espectador medio no se percate de ello, incluso si eso conlleva contradecir la propia historia que él mismo había escrito, creando así incongruencias argumentales, que da como resultado una amalgama incomprensible a muchos niveles y que parece que ni al director, ni a la productora les importa mucho lo que el espectador piense u opine, de una historia que no se sostiene ni pegándola con Loctite.

Básicamente, este film, es un refrito de, 'Resident Evil 1', 'Apocalypse' y 'Afterlife', entrando en conflicto argumental directamente con los hechos explicados en 'Apocalypse' y que, seguramente ni el mismo Anderson de responder si se le preguntara, ya que, de nuevo nos encontramos con el viejo amigo de Paul W.S. Anderson, "la conveniencia del guión", que en ésta nueva entrega alcanza niveles hasta ahora insospechados, provocando que los maestros guionistas se estén revolviendo en sus tumbas.
Y es que el hecho que los supuestos giros argumentales (a pesar de las contradicciones entre películas) no impresionen en absoluto por lo mal escrito que está el guión y que además sean previsibles, ponen en entredicho ese corte de calidad sobre qué películas pueden llegar a taquilla y cuales van directamente al mercado doméstico.

Un detalle de ésta franquicia que me sigue sorprendiendo, es como en un mundo post-apocalíptico, como el que describe Anderson, la tecnología siga avanzando, a pesar de que el 99% de la población ahora son zombies y que no existan materias primas para que conseguirlo. Pero la magia de la conveniencia del guión, hace posible, lo imposible con ésta película. 

Tras seis películas, los efectos visuales de ésta franquicia deberían ya estar más que resueltos, pero aunque tiene sus momentos de blockbuster, en los que están muy bien resueltos, de los que debo destacar el primer monstruo alado que sale en el primer minuto de película y que ofrece un gran espectáculo visual.
También debo remarcar un zombie mutante plagado de dientes, que les quedó bastante bien resuelto. Pero el hecho de que su escena estuviera filmada como una secuencia de acción, tira por tierra tanto el efecto aterrador del zombie, como el set donde se desarrolla la escena, que es totalmente aterrador. De haber sido filmado como una secuencia de una película de terror y con otro ritmo. Hubiera sido un momento totalmente aterrador y remarcable.

Por todo lo demás, el film es bastante pobre, hordas de zombies que parecen sacadas de videojuegos, explosiones dignas de 'Sharknado' y alguna amputación como de las películas de zombies de los '70, que dan risa.
No obstante, si que debo reconocerles que el apartado visual de las localizaciones, son de lo mejorcito de ésta película. Una lástima que hayan tardado 15 años y 6 películas en alcanzar éste punto y de haberse equivocado totalmente de género. Con un estilo visual así, pero respetando la dirección del primer videojuego, estaríamos frente a una joya y no ante un producto de ver y olvidar.

De nuevo Paul W.S. Anderson, demuestra su falta de habilidad para dirigir un gran elenco, así cómo escribir guiones. Causa de ello, es que los personajes en ésta película van y vienen con tanta torpeza, que el espectador no sabe en ningún momento quien a muerto, quien queda vivo y si el que uno haya muerto le debe importar lo más mínimo.
El que los personajes secundarios tenga un valor ínfimo, siendo en algunos momentos casi de chiste, se refleja totalmente en sus actuaciones. En algún momento del visionado de ésta película me llegue a plantear si esos secundarios no serían en realidad, los empleados del catering que los convencieron para participar en esta película y así ahorrar costes.


En definitiva, su alguien me pidiera que definiera ésta película, sería con: una sucesión de escenas de acción baratas unidas entre si con la mínima expresión del concepto de guión y una falta total de espíritu.
En la que el espectador, al terminar el film, no puede evitar pensar que para tratarse de la entrega final de una saga de películas que se han estrenado a lo largo de 15 años, le ha faltado epicidad, pirotecnia y una despedida por todo lo alto. Sam Raimi ya lo hizo con la tercera entrega de 'Evil Dead' dejando el listón muy alto con 'Army of Darkness',  o Steven Spielberg cerrando la saga de Indiana Jones con 'La última Cruzada' (lo siento, la Calavera de Cristal no existe para mí)
Pero esa falta empaque, esas incongruencias en la historia y el no tomarse en serio al espectador y a la propia película, han pasado factura a la saga y en consecuencia con éste supuesto broche final falto de todo, que ha hecho que me haga una pregunta ¿Uwe Boll habría hecho una mejor adaptación de Resident Evil?


Mi nota: 3

About Berna G.M.

Realizador audiovisual, diseñador gráfico, también dibujo cosillas, pero en mi tiempo libre escribo mis idas y venidas sobre el séptimo arte, no siempre son políticamente correctas, pero al menos nos divertimos un rato.

>

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © LightFalls

Designed by