28 mar. 2017

CRÍTICA RÁPIDA - PAPRIKA

Posted By: Berna G.M. - marzo 28, 2017
Crítica libre de spoilers

Hoy vuelvo a la carga, no con estreno reciente, si no con una película de culto, de un director de culto, que lamentablemente se fue antes de hora. Se trata de Satoshi Kon y de su último film, 'Paprika' y que tras revisionarlo hace poco, sentí la imperiosa necesidad de hacer una crítica sin spoilers, para dar a conocer ésta película a aquellas personas que no conocieran la obra de éste director.

La cinta se centra en un pequeño grupo de científicos que investigaban una forma de tratar la depresión, traumas emocionales y cualquier tipo de enfermedad psicológica, creando un dispositivo llamado 'mini dc', que les permite entrar en los sueños de sus pacientes para tratarlos de una manera más eficaz. Pero tres ejemplares del invento son robados y deberán darse prisa para recuperarlos, ya que si bien puede tratar enfermedades mentales, en malas manos pueden manipular el subconsciente de la gente, para llevarlos, incluso hasta el suicidio. 

Bien, ahora la mayoría estarán pensando "Si esto se parece a la película 'Origen' de Christopher Nolan", pues no, en 1998 Satoshi Kon empezó a plantearse hacer 'Paprika' y no fue hasta 2004 cuando comenzó a trabajar en ella de manera oficial tras una expresa petición del escritor de la novela de la que se basa el film. Así que, sí, Nolan fusiló del derecho y del revés, y copió de arriba abajo la obra de Kon, calcando incluso plano tras plano algunas secuencias de la cinta japonesa; luego añadió cosas suyas, sí, pero ese resquemor, de te lo has copiado, pero mal, sigue ahí. Sobretodo sin haber expresado públicamente que había usado de base el film de Satoshi Kon y otorgándose él las medallas por la originalidad de su película, cuando en realidad no lo era.

Con 'Paprika' nos encontramos posiblemente frente a uno de los mejores guiones de animación que veremos en mucho tiempo, su estructura y la forma en la que va llevando al espectador  a lo largo de una, no sencilla historia, en la que los usuarios de los dispositivos pueden pasar de la realidad al mundo onírico al momento y es algo que a priori podría resultar confuso. Pero se hace de manera fluida y fácil de que el espectador pueda interpretar lo que sucede;  y eso solo lo podría calificar de maestría. Kon Nos hace olvidar casi de inmediato que estamos frente a una película de animación. Algo que solo se consigue cuando la historia y los personajes no están limitados por el formato en el que se presentan y pensando principalmente, en explicarnos la historia que quieren contar.

Si antes hacía referencia a que es una historia nada sencilla, es debido a que no solo nos muestran el como un personaje ve el mundo, sino también como el resto de gente ve a ese personaje desde el punto de vista psicológico, así como el hecho de recrear visualmente el universo interior de los personajes, reflejando siempre su estado de ánimo, enfermedad mental, etc. Es decir ahondan en la psique del ser humano, pero profundizando lo justo para no aburrir al espectador, pero además mostrándolo de manera que sea atractivo y entretenido para él.

Si bien, los personajes a primera vista pueden parecer los típicos estereotipos del cine, como el inventor loco, la joven alocada, la mujer sobria y aburrida, el detective de cine negro, etc. Kon les da una vuelta de tuerca a esos conceptos y los reboza de una personalidad atractiva y viva, para que tengan esa chispa cautivadora, que con actores reales, hace que nos creamos su interpretación, pero que aquí vemos en una película de animación.

Algo que tengo que destacar de sus personajes, son sus dos protagonistas, Paprika y Chiba Atsuko, dos mujeres que se podrían definir como las caras opuestas de una misma moneda, pero con un objetivo en común. Algo muy común en el cine de Satoshi Kon, es que siempre sus protagonistas son mujeres valientes y autosuficientes, capaces de superar los problemas que se les plantea en la vida y que aquí el director profundiza aún más en ese concepto.  

Por un lado tenemos a Chiba Atsuko, una mujer independiente, sobria, científica y psicóloga, y que se autoimpone la tarea de descubrir quién está detrás del robo de los dispositivos, sintiéndose responsable por ayudar al desarrollo de ese tipo de tecnología y de lo que podría suceder al haber caído en malas manos.

Y por el otro, tenemos a Paprika, una joven alegre, divertida, pero astuta joven, que ayuda de vez en cuando a los pacientes de Chiba a superar sus problemas psicológicos, aunque provocando siempre tiranteces en su relación con Atsuko, ya que no siempre ambas están de acuerdo con las prioridades a la hora de actuar frente a los problemas.

Como vemos, estamos frente a una combinación de caracteres absolutamente opuestos, y que en el papel puede parecer de manual, pero con los matices que le da Satoshi Kon a sus personajes y en el contexto donde los encontramos, hace de ellos que no solo sean atractivos al espectador, sino que también querramos conocer más de ellos.


Si bien, el diseño de los personajes de Satoshi Kon no destacan por alguna característica en especial, sino por la forma de reflejar la personalidad de sus personajes de forma elegante, no hace uso de diseños toscos, deformes o exagerados tan típicos de la animación japonesa. Pero lo que si hace de manera soberbia Satoshi Kon en 'Paprika' es la de dar rienda suelta a la imaginación para reflejar el mundo de onírico y como a veces soñamos despiertos imaginando como podríamos hacer algunas cosas que están fuera de nuestro alcance, ofreciendo así una experiencia única.

Pero como en el cine, lo visual no es espectacular si detrás no hay un buen director que sepa exprimir adecuadamente las ideas y mostrarlas mediante unos encuadres y movimientos de cámara que empaque todas esas ideas. Y aquí lo encontramos constantemente con una dirección, que poco o nada hay que objetar.



No puedo terminar ésta crítica sin mencionar su música, Susumu Hirasawa el cual siempre a puesto su sello en todas las obras de Satoshi Kon. Y que difícilmente se podría imaginar la obra de uno sin la música del otro. En ésta ocasión Susumu Hirasawa logra superarse de nuevo, llevando la película de Kon a un nuevo nivel, otorgando al film un acabado espectacular, tanto por sus melodías alegres que realzan ciertos momentos del film, como por los momentos de tensión y misterio en los que con unas pocas notas logra ponernos los pelos de punta y esperar ese susto que nos están poniendo en sobre aviso.

'Paprika' no es "una película de dibujos de esas para pasar la tarde con los niños." expresamente va dirigida a otro público, a uno más adulto, y no busca deleitarnos con animaciones sorprendentes, ni con efectos visuales de última generación, como nos intentan vender las películas de grandes compañías. 'Paprika' no quiere ser recordada por lo visual, Satoshi Kon, la hizo para que fuera recordada por su historia, por su personajes y por motivar nuestra imaginación, en una era en la que parece que las películas quieran almidonar nuestros cerebros para evitar que podamos pensar por nosotros mismos.

Sin lugar a dudas, Satoshi Kon fue un director avanzado a su época, profundizando en temas delicados y mostrándonos una forma de hacer cine, que ha día de hoy directores de la talla de Christopher Nolan o Darren Aronofsky han copiado su estilo de hacer cine.



Mi nota: 10

Con éste articulo, doy comienzo a una serie de críticas de la filmografía de Satoshi Kon, que iré haciendo poco a poco.

About Berna G.M.

Realizador audiovisual, diseñador gráfico, también dibujo cosillas, pero en mi tiempo libre escribo mis idas y venidas sobre el séptimo arte, no siempre son políticamente correctas, pero al menos nos divertimos un rato.

>

1 comentarios:

  1. Vi Paprika el año pasado. Ya me llamaba mucho la atención, pero como mi novela también trata de sueños especiales, no quise verla antes de terminarlo para que no s eme pegara nada inconscientemente.

    Es una de mis películas favoritos. Adoro esta peli :)

    ResponderEliminar

Copyright © LightFalls

Designed by